Todos somos curiosillos, pero ¿sabéis el origen de vuestro pueblo? Javier Rodríguez, de 2ºD de la ESO, nos ilustra un poquito sobre el suyo: El Carpio de Tajo. Esperamos que disfrutéis 🙂

Su origen es probablemente celta, poblado tal vez por pastores. En la época romana una vía une este pueblo con Toledo. El pueblo original se encontraba en la zona de Ronda, pegado al río Tajo, lugar donde se encuentra la ermita del pueblo. En la época de los visigodos adquiere su mayor esplendor. Fue ocupado por los musulmanes hasta la reconquista de Alfonso VI. El rey Alfonso VIII cedió en 1188 la villa de Ronda a la Orden de Trujillo, después , Alcántara. En 1196, este mismo rey les vuelve a donar terrenos comprendidos entre los ríos Torcón y Cerdena. A comienzos de el siglo XII, empieza a surgir el actual asentamiento de El Carpio. La zona de Ronda empieza a ser despoblada por la insalubridad del río. En 1441 el Rey concede el título de “Muy Leal” a la villa y en 1488, los Reyes Católicos le otorgan el Fuero Real. Perteneció al común de villa y tierra de Maqueda, para pasar ya en la segunda mitad del siglo XVI al estado de Montabán hasta 1737, año en el que adquiere el título de Villa y se erige el rollo jurisdiccional que la acredita como tal.

En el siglo XIX hay varios brotes de cólera a lo largo que afectan gravemente al número de habitantes. A mediados del siglo XIX la industria local consistía en 4 fábricas de vidrio, 5 telares de costales, 6 molinos de aceite y uno de harina. El presupuesto municipal era de 30 000 reales de los cueles 3300 eran par pagar al secretario, y se cubrían con la producción de la dehesa, la barca que cruzaba el Tajo y los impuestos vecinales.

En 1910, se añade “de Tajo” al nombre de la villa.