Ahora que se aproximan unos días de vacaciones, descansando en cualquier lugar en el que los libros y apuntes estén olvidados (los que hayan trabajado durante el trimestre, claro…), ¿nos hemos parado a pensar lo que la otra mitad del mundo está padeciendo? ¿Si tienen la oportunidad de preservar el primer derecho universal, que es la VIDA? Muchas veces los grandes problemas mundiales -en ocasiones muy alejados de los ciudadanos de a pie- ensombrecen y hacen invisibles las penurias de millones de niños, ancianos o personas de cualquier grupo de edad a las que la miseria, las bombas,  el hambre y las enfermedades golpean una y otra vez.

A continuación os mostramos un ejemplo de lucha por el bienestar de los demás, el tesón de una organización por hacer que una vida digna llegue a más personas en este mundo tan desigual. Como ella hay muchas más, y os animamos a potenciar el espíritu solidario con aquellos a los que una vida digna les suena a fantasía y ficción. Os invitamos a COLABORAR siempre que podáis con cualquiera de los organismos creados con este fin (instituciones, ONG´s, asociaciones, etc.)