Como todos hemos podido comprobar alguna vez, la vida va presentando toda una serie de obstáculos, carreras o metas que debemos superar y alcanzar. Dependiendo de nuestra edad, tendremos que enfrentarnos a cosas diferentes, todas ellas valiosas, y solo lograremos alcanzar aquello por lo que luchemos.

En esta etapa de nuestra vida, en la que a los alumnos de Bachillerato nos toca luchar por desarrollar y afianzar una buena formación académica y personal, hemos realizado una excursión al campus de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha para conocer cómo es el día a día de un estudiante universitario debido a que dentro de tan sólo un año muchos de nosotros elegiremos cursar estudios universitarios que nos permitan desarrollar aún más nuestras capacidades, especializarnos en aquello que nos gusta y dedicarnos en un futuro a algo por lo que nos hemos esforzado con tanto ahínco durante nuestra vida, con el único objetivo de ser felices.

Cuando entramos en ese gigantesco patio y miramos a nuestros lados, el agobio y el terror nos invadían. Solo pensábamos que algún día nos perderíamos allí dentro y sería difícil encontrar a alguien que te ayudara a salir. Sin embargo, a lo largo de la mañana, pudimos acudir a charlas y visitas guiadas donde hicimos amistades e incluso conocimos instalaciones.

Al final, pudimos comprobar cómo subiendo la cabeza y con una mente positiva, personas como nosotros llegaban al mismo lado desorientados pero con ganas de vivir una gran experiencia en su vida y eso, al fin y al cabo, es lo fundamental.

Puedes ver toda la información de la Universidad de Castilla-La Mancha en el siguiente enlace: UCLM   =)

                                                                                     Lucía Gallardo Fernández. 1º BH