EL VIAJE

Llevo la vida planeando este viaje…………

El viaje fin de estudios del instituto es uno de los que no se olvidan nunca. Seguro que todos los que habéis realizado un viaje de este tipo recordáis anécdotas del mismo (sobre todo aquellas en las que se lograba escapar del control de los profesores).

Escribo esta crónica desde el punto de vista del profesor acompañante de un grupo de 32 personas que llevan preparando esta actividad durante todo el año y que en los últimos meses ha sido el centro de atención más importante (rara ha sido la clase en la que no aparecía de una u otra forma el dichoso viaje).

He acabado como profe acompañante como solución de emergencia ya que me ofrecí sólo en caso de extrema necesidad (aunque como ya sabían que me tenían en la recámara creo que no insistieron mucho al resto de los profesores, y además encontré pronto un acompañante ideal para esta aventura en la persona de Javi)

El resumen del viaje es fácil: Durante el día tirábamos de un grupo de adolescentes,  siempre a punto del desfallecimiento, que se transformaba al caer la noche en una tropa radiante, capaz  de  desarrollar una frenética y ruidosa actividad.

Durante el viaje hemos visitado  Praga, Karlovy Vari, Terezin, Bratislava, Budapest y Viena y hemos disfrutado de estas ciudades tanto en su vertiente diurna como nocturna y tengo que reconocer que el viaje ha sido una delicia, en el que el comportamiento de todos los participantes ha sido fabuloso (un poco perezosos e impuntuales pero es que si no serían perfectos) y que  los profes que los hemos acompañado nos lo hemos pasado casi mejor que ellos.

Estoy convencido de que el recuerdo será inolvidable así como el de la canción con la que en alguna ocasión los hemos torturado.(Gracias a Antonio Orozco por permitirnos su uso)

Surcaré los senderos de tu vida

Caminaré por los poros de tu piel

Buscando tus caricias, inventando la locura

Buscando lo que nunca encontré….

 

Fdo. Javier y Juan Andrés