javier calleja fp dual

 

Mi experiencia en la FP dual.

Si os soy sincero al principio dudé en aceptar la propuesta de mi tutor al ofrecerme formar parte de este proyecto de formación dual, nos advirtió que no sería fácil, que tendríamos que compaginar la jornada lectiva por la mañana con una jornada laboral en una empresa por la tarde, todo esto sumado al tiempo necesario para estudiar, el asunto se complicaba. En mi caso, que curso grado medio de electromecánica, la importancia de los conocimientos teóricos está fuera de toda duda, pero estos se quedan en nada si no los aplicas en la vida real. La necesidad de adquirir habilidades, capacidad para resolver problemas o manejo de todo tipo de herramientas  son imprescindibles si te quieres dedicar a la mecánica de vehículos y la fp dual me aportaría ese extra de “horas de vuelo´´. Había que arriesgarse, la situación laboral actual exige estar a la altura  y es el mejor momento para prepararse, así que aproveché la oportunidad y actualmente puedo decir que tomé la mejor decisión.

Desde que empecé en la empresa he ganado mucha confianza, soltura y complemento lo que aprendo en las clases con las tardes en el taller. Me encuentro motivado y tengo la suerte de trabajar con un gran equipo humano. Pero esto no es un camino de rosas, la rutina requiere esfuerzo, en mi caso desde que suena el despertador hasta que salgo del taller al final de la jornada transcurren mas de 12 horas en las que apenas dispongo de 45 minutos para comer, ya que diariamente tengo que recorrer 120 kilómetros entre ida y vuelta para llegar al instituto. Así que sí, es duro, hay días mejores, días peores, días que termino magullado, tremendamente cansado, con aceite en la cara y mascando tierra, pero en ese último instante antes de cerrar los ojos hago recuento del día y os puedo asegurar que me siento orgulloso de mi mismo, sé que voy en la dirección correcta.

Un saludo.

Fdo. Javier Calleja, estudiante de FP.